Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Archivo / Pixabay.

Covid-19 en Colombia: ABC sobre el regreso a clases presenciales en colegios

Por: María Camila Sánchez

El Gobierno Nacional emitió los lineamientos que buscan darle continuidad al trabajo académico en casa y propiciar la reanudación de las clases presenciales de manera gradual y en alternancia con prácticas de bioseguridad. Sin embargo, muchas han sido las discrepancias por parte de miembros de la comunidad educativa ante el avance que ha tenido el Covid-19 y el riesgo que podría significar la presencialidad escolar.

En Contacto Directo, la viceministra de Educación Preescolar, Básica y Media, Constanza Liliana Alarcón, aclaró de qué se tratan estas condiciones y protocolos propuestos por el Ministerio de Educación que tendrán que implementarse de acuerdo al contexto de los territorios y a partir de los criterios de cada institución educativa.

¿En qué consisten los lineamientos?

“Los lineamientos son las orientaciones con las que el Gobierno pretende guiar a la comunidad educativa con recomendaciones, precauciones, alistamientos, entre otros, tanto en el ámbito de la bioseguridad como en lo pedagógico. Queremos que en lo que resta del año, conjuntamente con cada entidad territorial (secretarías de Educación) y las instituciones educativas, identifiquemos oportunidades y el momento adecuado para volver a las aulas después del 1 de agosto”, expuso la funcionaria.

¿Debo enviar a mi hijo a su colegio a partir del 1 de agosto?

No, a partir del 1 de agosto es cuando el Gobierno, de la mano con las Secretarías de Educación y las instituciones educativas definirán qué colegios y qué alumnos podrían regresar a las aulas.

“En ese momento estaremos preparados para tomar una decisión y definir en qué momento estaremos dando el inicio progresivo y gradual de las clases presenciales en las instituciones educativas. A esto hemos llamado ‘alternancia’”, explicó.

Esto no significa que las clases virtuales se detendrán, por el contrario, “el proceso de aprendizaje en casa sigue hasta fin de año y a partir de agosto, después de un proceso de caracterización muy detallado (que tenga en cuenta variables que hemos orientado), empezaremos a identificar, a tomar decisiones y mirar quiénes serían los primeros niños en volver, cuántos días, con qué maestros, en qué condiciones. Para ese momento se tendrán los recursos también para los protocolos de bioseguridad”, indicó la viceministra.

¿Cómo y quien determinará si deben o no ir los alumnos a las aulas?

“No se trata de quién da la orden a quién, es un conjunto de decisiones que en cada caso particular tenemos que analizarlas para que, con tranquilidad y con condiciones suficientes, se tomen las decisiones precisas a partir de las características de cada institución educativa, tanto públicas como privadas”, aclaró.

El Gobierno Nacional busca priorizar y respetar el consentimiento de las familias, por lo que la decisión de los padres y/o cuidadores será determinante a la hora de enviar o no a los menores a las aulas. De acuerdo con la viceministra, el proceso de decisión irá en tres fases en las que se involucrarán las familias, las autoridades locales y los docentes.

En una primera fase: “Se busca que a los padres se les invite como actores protagónicos y centrales en la toma de decisiones. Hay muchos sentimientos encontrados sobre el volver al colegio, muchos tienen temores. Las familias deben hablar con los niños y tomar una decisión que les genere tranquilidad, que sientan que están seguros y que salvaguardamos el bienestar, la seguridad y la vida de los niños”.

La segunda fase estará en manos de las secretarías municipales, dado que las condiciones de las instituciones educativas y el comportamiento del Covid-19 son muy distintas en las grandes ciudades del país, frente a los territorios rurales.

“Cuando uno mira la magnitud de todas las decisiones, se entiende que hay condiciones diferentes que analizar en cada institución, por eso la segunda determinación será la de los gobernantes locales. Ellos, directamente con sus secretarios de Salud y de Educación, tendrán que analizar las curvas del comportamiento de la pandemia, de acuerdo con las condiciones de cada municipio entre los que están particularidades en salud, condiciones de la sociedad y del grupo poblacional”, dijo la funcionaria.

La tercera fase será una conversación con directivos, personal administrativo, docentes y maestros, pues se evaluarán las condiciones de cada institución educativa y de los miembros de la comunidad académica para determinar quiénes podrían participar en el proceso de alternancia.

“Estamos haciendo filtros o puntos de análisis que la familia, las secretarías de Educación y los directivos docentes deben tener. Entre todos se debe identificar y determinar cómo generar condiciones de seguridad y bioseguridad mientras los niños regresan a la institución educativa”, dijo Alarcón.

¿Quiénes no podrán participar en el proceso de alternancia?

Acatando las recomendaciones del Ministerio de Salud, la viceministra indicó que en el proceso de alternancia no podrán participar:

    • Docentes o personal administrativo de las instituciones educativas mayores de 60 años
    • Personal con patologías especiales que incrementen el riesgo de su salud
    • Los niños y niñas menores de 2 años

¿Qué debe hacer el colegio y las secretarías de Educación para avanzar en la adaptación de los lineamientos?

El interlocutor directo del Ministerio de Educación Nacional con los territorios y las instituciones educativas son las 96 secretarías de Educación en todo el país, unas con una cobertura rural más grande que otras. Para dar inicio a este proceso deberán:

1. Caracterizar sus instituciones educativas y territorios:

“Entendemos como diagnóstico el proceso que hay que hacer con el análisis de varias variables como lo son: edades de los maestros, condiciones locativas de las instituciones, distancias existentes entre la vivienda del menor y el colegio (para considerar o no el uso del transporte escolar), alimentación escolar, sus propuestas curriculares, entre otros”, señaló la funcionaria.

Estas condiciones permitirán detallar las características de las instituciones y sus necesidades, para de esta manera avanzar en los lineamientos puntuales de implementación.

2. Primeras decisiones

Con esa caracterización cada secretaria podrá determinar qué directriz adoptan como autoridades locales, “como por ejemplo iniciar con el 30% de la oferta educativa, o en caso de los municipios no Covid iniciar con el 80%”. Eso dependerá de las condiciones de cada municipio.

3. Iniciar con la adaptación de medidas enfocadas en:

      • Condiciones de bioseguridad: “Se tendrá que definir quiénes asistirán para implementar los protocolos necesarios en temas como el ingreso del personal, distanciamiento físico, uso de tapabocas, desinfección constante, acceso a jabón y agua para los lavados continuos de manos, entre otros”, precisó Alarcón.
      • Adaptación de dispositivos especiales para el constante lavado y desinfección de manos, distribución de los salones, entre otros.
      • Propuesta curricular: “Lo que prima en este proceso es la garantía del aprendizaje de los niños ya sea en casa o en alternancia en la institución educativa. Lo que no puede haber son dos planes de estudio, debe haber una armonía con la que los niños aprendan de forma virtual y combinarlo con encuentros presenciales complementarios, con actividades que no promuevan ni actividades en equipo ni aglomeraciones”, aseguró.

¿Vigilará el Ministerio de Educación a cada institución educativa?

No, las entidades responsables que velar y acompañar la puesta en marcha de los lineamientos serán las administraciones locales, pues “las secretarías de Salud y de Educación son las autoridades competentes del proceso y deben darles el acompañamiento respectivo ya que son ellos los que conocen cómo se mueve la curva de la pandemia en sus territorios”, explicó la viceministra.

El Ministerio de Educación espera que en los próximos meses se adopten los insumos y la información necesaria para preparar a la comunidad educativa en su totalidad y dar luz verde a la estrategia de alternancia, por ahora, la viceministra indicó que “no queremos hacer las cosas a la carrera, queremos hacer las cosas con preparación y por eso aquí no hay obligatoriedades. No hay nada obligado. No tendrán que enviar a sus hijos a partir del 1 de agosto. Según cada territorio, cada municipio y cada institución educativa se tomarán las decisiones requeridas, ahí el tipo de medidas y de cronogramas serán distintos”.

Conozca aquí los lineamientos del Gobierno Nacional respecto al regreso a clases presenciales y sus respectivos anexos.