Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe

Emilio Murillo, 140 años del Apóstol de la Música Nacional

Figura fundamental en la génesis de la música andina colombiana fue el compositor bogotano Emilio Murillo Chapul, nacido en Bogotá en 1880 y fallecido allí mismo a sus 62 años en 1942. Alumno de Pedro Morales Pino en el tiple, y de piano en la Academia Nacional de Música, fue pionero de las grabaciones de nuestros aires, director de conjuntos instrumentales y vocales, defensor acérrimo de la música popular colombiana del interior y hasta dueño de una de las primeras cervecerías que tuvo el país, la empresa Rosa Blanca.

Recuerda el investigador Jaime Rico Salazar respecto de Murillo que “fue uno de los grandes apóstoles que tuvo la música colombiana en los comienzos de siglo XX. Excelente y prolífico compositor, le hizo aportes extraordinarios a la canción, unos de su inspiración y otros que, ‘arreglados’ por él, tuvieron gran popularidad y se mantienen vigentes en el repertorio actual del cancionero colombiano”. Músico virtuoso en la ejecución del piano y la flauta, y también cantante, acerca de sus facultades dijo su colega Jorge Áñez que “lo mejor de su producción quedó sin escribirse, dado que sus improvisaciones en el piano eran muy superiores a todo lo que llevó al pentagrama”.

En 1905, el músico conformó su Estudiantina Murillo, que incluyó entre otros músicos a Arturo Patiño, Jorge Rubiano, Luis María Forero y Ernesto Neira. Murillo fue uno de los primeros músicos colombianos conscientes de la importancia de las grabaciones. Después de un primer viaje a Nueva York en 1907 en el que intentó infructuosamente dejar sus temas registrados en discos, tres años después, en 1910, logró grabar discos de piano solo y varios más como director invitado de la célebre Lira Antioqueña. Luego repetiría la hazaña en 1917.

Célebres composiciones como ‘El guatecano’, ‘El trapiche’, ‘Canoíta’, ‘Rumichaca’, ‘Hilos de plata’ y ‘Margaritas’ hicieron parte de su creación como compositor. Tras varios viajes a los Estados Unidos y a Europa llevando la música consigo, en sus últimos años mantuvo una enconada polémica con Guillermo Uribe Holguín, Gonzalo Vidal y otros defensores de la música clásica y de la academia. Murillo, que esgrimía las banderas de la música popular por encima de todo, fue llamado a raíz de eso "el Apóstol de la Música Nacional".

Durante toda su vida, además, Murillo fue un gran promotor de aquellos artistas en quienes encontraba facultades. Fue así como cuentan que estando en Tocaima, escuchó cantar a un joven barítono, a quien instó a dejarlo todo por la música y que no fue otro sino el legendario Carlos Julio Ramírez. Así mismo, en 1940, se encargó de promover (con la condición de que cantaran las canciones escritas por él) al dueto de las Hermanas Díaz de Icononzo, Tolima, conformado por las cantantes Elvira y Matilde, esta última famosa por haber sido por décadas la voz líder y compañera de vida de Lucho Bermúdez.

En la Radio Nacional conmemoramos 140 años del nacimiento de este compositor, el 9 de abril de 1880. Por eso es nuestro Artista de la Semana.