Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Alcaldía de Piedecuesta.

Dos personas fallecidas tras creciente súbita en Piedecuesta, Santander

En la mañana de este 9 de julio fue rescatado el cuerpo sin vida de una niña de tres años, que había sido arrastrada por una creciente súbita del río de Oro, a la altura de la vereda Venadillo, en el municipio de Piedecuesta, Santander.

Apenas acababan de organizarse más de 50 socorristas para la búsqueda, con la esperanza de encontrar sobrevivientes, pero la ilusión desapareció pronto: la menor fue hallada a las orillas del afluente que pasa por el barrio la Colina.

En el fenómeno natural, reportado sobre las 5 de la tarde este miércoles, también perdió la vida la madre de la menor, una mujer de aproximadamente 43 años de edad, identificada como Luz Amparo Hernández.

Una joven de 19 años, también parte de la familia, fue rescatada y recibe atención médica en un hospital de la zona.

“La familia estaba disfrutando de un momento de esparcimiento en el río, cuando fueron sorprendidos por la creciente súbita, producto de las fuertes lluvias que se dieron en la parte alta”, explicó el director de la Unidad Departamental de Gestión del Riesgo, Cesar García.

En diálogo con Radio Nacional de Colombia, el funcionario pidió a los habitantes de las zonas aledañas a los ríos mantener medidas de precaución, debido a que esta región está en una etapa de transición de una época fuerte de lluvias aisladas y la temporada seca que comenzaría a finales de julio. “La invitación es a no hacer uso de las fuentes hídricas por el momento, pues se pueden dar estos fenómenos de crecientes súbitas”, indicó.

Cabe mencionar que esta es la segunda emergencia grave por lluvias que ha sufrido este año el municipio de Piedecuesta. La primera situación ocurrió el 27 de febrero, allí perdieron la vida ocho personas, 30 veredas sufrieron graves daños y dos carreteras nacionales quedaron inhabilitadas por más de tres meses.