Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Pixabay.

Falleció el arreglista tropical Luis Carlos Montoya

En las últimas horas se conoció la noticia del fallecimiento del arreglista antioqueño Luis Carlos Montoya en el hospital San Vicente de Paúl de Rionegro. Montoya era reconocido como una figura determinante en el sonido tropical del interior del país, gracias a su trabajo de años como arreglista de planta de Discos Fuentes.

El antioqueño fue quien escribió, entre otros, los arreglos de una de las piezas más célebres de la salsa colombiana, “El preso”, de autoría de Álvaro Velásquez, y además compuso el coro y los pregones del tema: “Ay, qué solo estoy, / sólo me espera la muerte…”.

Montoya nació en Medellín en 1946 y se graduó de la Universidad de Antioquia. Desde su juventud se destacó como vocalista e intérprete del piano, el bajo, el acordeón, el violín y la guitarra, y por años fue miembro de la Orquesta Filarmónica de Medellín.

Entre otras labores, fue el responsable de los arreglos y orquestaciones de grandes éxitos de la música tropical hecha en Medellín como “Dale al bombo” y “Buscándote” de The Latin Brothers, “A la memoria del muerto”, “La lluvia” y “Nadando” de Fruko y sus Tesos; “La piragua” y “La subienda” de Gabriel Romero y Los Black Stars; “Daniela” y “Boquita de caramelo” de Rodolfo Aicardi; y varios éxitos de agrupaciones como Afrosound, Los Diplomáticos, Los Grecos, Los Líderes, Los Bestiales y Rodolfo y su Típica RA7.

Así mismo fue el violinista y director musical del proyecto salsero La Pesada, que unió al pianista Luis Fernando Mesa “Tomate” y al cantante Hugo “Sabor” Alandete.

Pero además de ello, Luis Carlos Montoya fue el creador de varios proyectos de Discos Fuentes como el conjunto de cumbia y música popular Los Vecinos (al lado del guitarrista Mariano Sepúlveda) y La Banda del Barrilito, agrupación de estudio que interpretaba música instrumental internacional y cuyas grabaciones contenían efectos sonoros para emular el ambiente de un bar de vieja guardia.

Foto: Hernán Dario Usquiano.

Dentro de sus composiciones se cuentan algunas grabadas por The Latin Brothers como “El gargareo” y “El negro Adán”; Los Black Stars registraron su tema “La universitaria”, El Combo de las Estrellas incluyó en su repertorio las creaciones de Montoya “La estocada” y “La muerte del estudiante”, y el conjunto Los Éxitos, en el cual el compositor fungió como bajista, grabó sus temas “El guasca” y “Si vas al pueblo”.

El comunicado oficial de Discos Fuentes acerca del deceso del músico recuerda que “no fue un hombre de grandes marquesinas, ni asombrosos titulares en la prensa, pero de la importancia de su trabajo pueden dar testimonio muchos artistas, agrupaciones y productoras musicales”.

En esa misma línea se refirió a él su amigo, presentador de TV regional y experto en música tropical, Hernán Darío Usquiano: “Lo que escribió Luis Carlos Montoya en el pentagrama colombiano fue algo insuperable, pero él nunca fue farandulero, nunca le gustó la vitrina, siempre manejó un bajo perfil”.

Pese a ello, tenía clara la importancia de su labor y se sentía especialmente orgulloso por haber sido quien le diera sonido y personalidad a “El preso”, tema que sin duda sigue siendo uno de los preferidos de los colombianos gracias al arreglo de Luis Carlos Montoya.