Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto de referencia

ONGs advierten que delitos sexuales contra niñas indígenas, no son hechos aislados

De acuerdo con el subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, Ariel Ávila, en las últimas horas se denunció el caso de una menor indígena de la etnia Nukat Makú, que habría sido violentada sexualmente por militares en el departamento de Guaviare, hecho ante el cual, las autoridades habrían hecho caso omiso a las denuncias y ocultaron la situación, según esta organización.

“Todas las autoridades fueron negligentes, los menos negligentes o a los que mejor les fue, fue a la Defensoría del Pueblo y al ICBF, pero lo de la Fiscalía y lo del Ejército es lamentable. Yo creo que aquí lo que hubo fue como una estrategia de ocultamiento. La Fiscalía le echaba el agua sucia al Ejército, el Ejército a la Fiscalía, luego llegó la pandemia y nos ocultó todo y creo que hubo mucha irresponsabilidad, mucha ignorancia de las autoridades, a la niña la revictimizaron varias veces”, aseguró Ávila.

Por su parte, desde su cuenta de Twitter el director para las Américas de la ONG Human Rights Watch, Jose Miguel Vivanco, en un hilo de trinos denunció que estos casos se estarían repitiendo en varias regiones del país.

En la red social Vivanco dijo que “el caso conocido ayer no parece ser un hecho aislado”. Y en otro tuit agregó que la misma comunidad,  Nukak Makú, “informó que a mediados de 2018 dos soldados abusaron sexualmente de dos niñas”.

Según la denuncia de Vivanco, las comunidades indígenas señalan que “algunos soldados acosan a las niñas y mujeres de forma constante” y acota que es tan grave la situación que “muchos hombres salen a trabajar con sus mujeres para no dejarlas solas”.

Así mismo, el defensor de derechos humanos indica que “en varias comunidades denuncian que algunos soldados les dan marihuana a las niñas a cambio de sexo”, y resalta que estos ofrecimientos también incluyen dulces, dinero y gaseosa.

Vivanco reseña la denuncia de los Nukat sobre la violación, por parte de soldados, a tres niñas más y en otra comunidad indígena, cuatro niñas también habrían sido abusadas por uniformados.

Finalmente, el director para las Américas de HRW hace un llamado a la Fiscalía, la Procuraduría y al ministerio de Defensa para que inicien las investigaciones “prontas, creíbles y ejemplares” y termina señalando que “esta conducta es aborrecible y debe ser condenada con el mayor rigor”.