Pasar al contenido principal
CERRAR

El hombre que mira hacia el cielo desde la Universidad Nacional

Conoce la historia detrás del hombre que dirige el Observatorio Astronómico Nacional.
Mario Armando Higuera | Director del Observatorio Astronómico Nacional
Personajes
Foto cortesía UNIMEDIOS
Carlos Brand

Era el 20 de julio y los ojos del pequeño Armando miraban hacia el televisor fascinado, no por el desfile del Día de la Independencia, sino porque en aquel momento una diminuta especie logró cruzar los confines de sus posibilidades físicas y llegar al satélite natural del planeta que habitaba. ¡Ese día el hombre llegó a la luna!

“Un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la humanidad”, decía ese hombre con traje espacial al otro lado de la pantalla “en ese momento yo tenía 9 años y pudimos encender un televisor en la casa y recuerdo las imágenes difusas del proceso del alunizaje”, explica emocionado Mario Armando Higuera.

“Era como un proyecto visto como una gran aventura, algo tal vez mágico”, recuerda con entusiasmo. Luego advierte que estamos en ciernes de volver a conquistarla “y ahora, el paso siguiente es la colonización de este satélite”.

De ese momento ya han pasado 53 años y los ojos de Mario Armando Higuera, Director del Observatorio Astronómico Nacional, aún están maravillados, porque al mirar al firmamento la aventura de la que habla continúa. Ahora mirando al sol y con todo el equipo humano del observatorio.

Estudian los comportamientos de nuestra estrella y su afectación en la vida cotidiana de las personas, entre ellos cómo las erupciones, grandes liberaciones de energía que afectarían los sistemas eléctricos y electrónicos en la Tierra.

La labor de todo el equipo de trabajo del observatorio ha valido para ser reconocido por el ministerio de Ciencias como centro de investigación.


Te puede interesar: 


“Estos temas forman parte del clima espacial, un campo muy novedoso tanto en la UNAL como en otras instituciones alrededor del mundo, en el cual se relacionan las condiciones del espacio circundante al Sol con sus efectos sobre la Tierra”, aseguró el docente en una entrevista concedida a Unimedios.

Mientras tanto, otra aventura continúa rondando la cabeza de Armando: su mirada está puesta en los lugares con más energía conocidos en el universo.

“Los núcleos activos de galaxias o AGN como se conocen en la literatura, son estructuras muy complejas que se encuentran más o menos en el 10% de las galaxias que están en el universo”, explica.

Añade que “son las máximas fuentes de energía que podemos encontrar en el universo. Superan la potencia emisora de estrellas como el sol o estrellas 100 veces más grandes que el sol”.

Y esa potencia se registra en agujeros negros súper masivos. Tras medio siglo desde que Armando vio cómo otro miembro de su especie pudo llegar a esa esfera plateada que parecía intocable. Hoy ve su pasado en la luna y su presente en el centro de las galaxias, aún con los ojos maravillados.

Artículos Player
Player Articulos
00:00
00:00

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos