Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe

Diez bandas sonoras del cine colombiano editadas en vinilo

Por: Luis Daniel Vega

Hace treinta años fue el debut internacional de Rodrigo D. No Futuro (1990), la cruda película de Víctor Gaviria cuya banda sonora definió a toda una generación colombiana de rockeros y rockeras. A propósito del aniversario, buscamos otras bandas sonoras de cine colombiano publicadas en vinilo. Aunque pocas, las sorpresas están a la orden del día.

¡Acción!

'Semáforo en Rojo' (Julián Soler, 1964)
El cine colombo-mexicano tuvo su auge entre las décadas del sesenta y el setenta del siglo pasado. Una de las tantas colaboraciones binacionales fue Semáforo en rojo, dirigida por el célebre director Julián Soler, más conocido por La mujer X (1955) y Santo contra Blue Demon en la Atlántida (1970). Aun en el terreno de la especulación, todo parece indicar que la banda sonora de este filme pionero del cine negro en Colombia fue la primera en editarse en formato vinilo. La música incidental y las canciones que allí aparecen fueron compuestas por el prolífico cantante y compositor bogotano Álvaro Dalmar, quien en la década de los cincuenta trabajó en Colombia Pictures componiendo música para películas y documentales.

'Aura o las Violetas' (Gustavo Nieto Roa, 1974)
El trágico drama sentimental de Aura y Armando fue el primer largometraje del célebre director tunjano Gustavo Nieto Roa, quien, a su vez, realizó una adaptación contemporánea de la novela Aura o las violetas, publicada en 1887 por José María Vargas Vila. La atmósfera apesadumbrada y lacónica de la historia queda bien expresada en la música incidental compuesta por Blas Emilio Atehortúa.

'El patas' (Pepe Sánchez, 1978)
Estrenada el 4 de mayo de 1978, El Patas es una comedia de humor negro que cuenta las ridículas peripecias de una banda de mafiosos colombianos. Protagonizada, entre otros, por Mario Sastre, María Eugenia Dávila, Franky Linero, Hugo Armando y Hernado Casanova –este último encarnando a Culebrini-, la película contó con una excéntrica banda sonora compuesta por el cantautor Jaime Valencia, quien recreó la cinta a través de boleros, baladas instrumentales, jazz y paisajes sonoros de marcado carácter experimental. La “banda sonora de la mejor película colombiana de humor negro… en colores”, como reza en la fabulosa portada del disco, fue publicada por el sello Sonolux.

'El inmigrante latino' (Gustavo Nieto Roa, 1981)
En 1975, el compositor momposino Antonio Francisco del Villar escribió la letra y la música de 'El inmigrante latino', una canción popularizada en todo el continente por Juan Piña. El escueto e irrebatible estribillo –que resume con sencillez el drama de los expatriados- inspiró a Gustavo Nieto Roa, quien logró transformar la desventura en una comedia que ya es un clásico del cine colombiano. Del Villar aparece en la película echándose un baile con Carlos El Gordo Benjumea, quien encarna a un músico buscando fortuna en Nueva York. Además de la canción del momposino, la banda sonora incluyó la música original del violinista Roberto Campuzano, cuyo nombre aparece en los créditos de otras películas de Nieto Roa como Colombia connection (1978) y El taxista millonario (1979).

'Tacones' (Pascual Guerrero Arana, 1981)
El segundo largometraje de Pascual Guerrero, hijo, es una comedia musical basada en la película West Side History (1961). En la tórrida ficción grabada en Cali, dos pandillas rivales se enfrentan por el baile: mientras unos vibran con la salsa, otros más “modernos” se la juegan por la música disco. Las vibrantes coreografías se resuelven al ritmo de Fruko y sus Tesos, Willie Colón, Celia Cruz, Johnny Pacheco, Piper Pimienta y Antonio Pollo Burbano. Ipco Films, la productora, editó un sencillo promocional que con el tiempo se ha elevado al estatus de mito urbano. El escurridizo objeto contiene cuatro canciones interpretadas por la Orquesta del Pollo Burbano que, además de un par de gemas a ritmo funk, se despacha la poderosa “Descarga tacones”.

'Ay hombe' (Daniel Bautista, 1984)
A los pocos días del estreno nacional de Ay hombre, Ignacio Zuleta, crítico de cine de El Tiempo, escribió: “(…) en esta película el espectador ríe nerviosamente de vergüenza, llora de rabia y canta de felicidad cuando por fin se acaba. La verdad es que un a realización como “Ay hombe” no debería caber en una columna de cine. Se registra, sin embargo, como se registran las catástrofes naturales”. Pese al juicio negativo de los entendidos, esta versión moderna de la leyenda de Francisco el Hombre fue un éxito de taquilla. La banda sonora editada por CBS contiene canciones de Calixto Ochoa y Diomedes Díaz, quienes también actúan en el filme.

'Rodrigo D. No Futuro' (Víctor Gaviria, 1990)
De todas nuestras escasas bandas sonoras publicadas en formatos fonográficos, la de Rodrigo D. No futuro es la que goza de mayor recordación en la historia del cine colombiano. Entre el drama de los sicarios y una ciudad sitiada por el narcotráfico y la violencia, Gaviria logró mimetizar esa sensación desolada con una banda sonora oscura y brutal que removió de alguna manera la blanda moral de la pacata sociedad colombiana. Las canciones incluidas en el vinilo original de la película fueron grabadas en Medellín, algún día de junio de 1988 en el estudio Chava Bluss. Editada por Producciones JJ Mundo y Tiempos Modernos -la productora del director-, contó con la asesoría musical de Carlos Mario Pérez y Mauricio Bullmetal Montoya, dos personajes legendarios en el ámbito del metal nacional.

'El día de la cabra' (Samir Oliveros, 2017)
Rodada en la Isla de Providencia y hablada completamente en creole, El día de la cabra fue el primer largometraje del joven director bogotano Samir Oliveros. Las divertidas aventuras de los hermanos Corn y Rita –que durante un día recorren la isla tratando de arreglar la camioneta de su padre- tienen como fondo sonoro canciones interpretadas por Elkin Robinson and The Lazy Hill Band, Manku, Shalabomm y Cerrero. El cálido humor caribeño de esta película quedó inscrito en los surcos de un vinilo de edición limitada publicado por Llorona Records y Solar Cinema.

'Los propios bateros' (Susana Ojeda y Hubert Marz, 2018)
Pedro Ojeda, motor rítmico de Romperayo y Los Pirañas, conversó durante varias horas con algunos legendarios bateristas que, durante las décadas de los años cincuenta y ochenta, revolucionaron la música tropical colombiana. Juancho Cuao –creador del ritmo patacumbia-, Plinio Córdoba –pionero del jazz local-, el entrañable Guillermo Navas, Germán Chavarriaga y el prolífico Wilson Viveros, se dan cita en un emotivo documental que finaliza con una sabrosa improvisación en la que se dieron cita Navas, Chavarriaga y algunos miembros de Romperayo y Frente Cumbiero. El disco de siete pulgadas que contiene la sesión fue publicado por el sello Names You Can Trust.

'Virus tropical' (Santiago Caicedo, 2018)
Se necesitaron alrededor de 5000 dibujos–realizados por la historietista colombo-ecuatoriana Power Paola- para la adaptación animada de su novela gráfica publicada en 2011. Además de la minucia visual, el equipo se enfrentó a un problema mayúsculo con la música: era imposible tener los derechos de algunas canciones de Ruben Blades y Pink Floyd, entre otras que aparecían originalmente en la novela. El embrollo lo resolvió la artista plástica Adriana García Galán, a quien le fue encargada la banda sonora que, además, contiene unas bellas tonadas de Las Malas Amistades y el ilustrador peruano Amadeo González.