Pasar al contenido principal
CERRAR

Tribunal ratificó fallo contra Fedefútbol por reventa de boletas

Según el Tribunal, Jesurún sostuvo reuniones con los representantes de Ticket Ya pese a que no eran los adjudicatarios del contrato, recibiendo anticipos del contrato.
Caso de reventa de boletas en Colombia | Ratifican fallo contra Fedefútbol
Judicial
Crédito: Colprensa
Colprensa

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca dejo en firme el fallo emitido contra Ramon Jesurún, presidente de la Federación Colombiana de Futbol, Álvaro González Álzate, presidente de la Difutbol y Andres Tamayo, como responsables en la reventa de boletas para el mundial de Rusia 2018.

Según el Tribunal, Jesurún sostuvo reuniones con los representantes de Ticket Ya pese a que no eran los adjudicatarios del contrato, y recibió anticipos para asegurar que se ganara el contrato.

“Rodrigo de Jesús Rendón Cano (socio de Ticket Ya) afirmó en su testimonio que, dada su cercanía y amistad con el presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Luis Herberto Bedoya Giraldo, éste le manifestó que para que la propuesta ganará, “debía haber un anticipo de $10.000´000.000”, expresa el fallo.

Sobre González Álzate, se sostuvo que participó en los actos de favorecimiento para la adjudicación del contrato de boletería a Ticket Shop, pese a que no era la mejor oferta. “Hizo parte del grupo de personas responsables de recibir las ofertas presentadas y, por tanto, permitió el suministro de información privilegiada a los otros cartelistas”, afirma la decisión.

A pesar de que los directivos de la Federación demandaron la decisión, el Tribunal desestimó sus argumentos, porque “no tener derecho al veto, no justifica haber pasado por alto todas las irregularidades descritas en esta providencia, por lo que el alegato de los demandantes Ramón de Jesús Jesurún Franco y Álvaro González Álzate, carece de fundamento”.

Se determinó que los dirigentes del futbol colombiano no solo participaron en los actos de favorecimiento para la adjudicación del contrato, sino que además nunca tomaron acción alguna para prevenir el desvio masivo de boletas.

“Valores demuestran que el aumento de precios tuvo un incremento aproximado del 350%, pues el valor establecido en el contrato oscilaba entre $60.000 y $350.000, mientras que el fijado por Ticket Ya fue de $270.000 a $850.000”.

Finalmente, respecto de Andrés Tamayo Giannini, quien fungía como Asesor Jurídico de la Federación Colombiana de Fútbol, se determinó que “avaló la propuesta presentada por Ticket Shop para la adjudicación del contrato, pese a que la misma no cumplía los requisitos establecidos”.

En conclusión, según el Tribunal, la Federación Colombiana de Fútbol no sólo adjudicó el contrato favoreciendo a Ticket Shop, sino que estuvo de acuerdo con la reventa, participó activamente de las reuniones en las que se trató el tema y autorizó la reventa de boletas.

 

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos