Pasar al contenido principal
CERRAR

'Salvemos a Playa Blanca', la campaña para frenar estafas a turistas en Cartagena

Un grupo de trabajadores se organizaron para publicar una valla con la lista de precios oficiales y evitar más cobros excesivos contra los turistas.
Yesica Paola Valdés

Preocupados por la disminución de visitantes a Playa Blanca - Isla de Barú Cartagena-, que ocasionaron los cobros excesivos a turistas extranjeros en las últimas semanas, un grupo de trabajadores organizaron el comité “Salvemos a Playa Blanca”, con el objetivo de erradicar la mala imagen que, según ellos, unos pocos han vendido del reconocido balneario. Claudia Martínez, administradora de restaurante, aseguró que pronto será exhibida una valla publicitaria con los precios sugeridos de los alimentos.

“Esta valla publicitaria llevará los precios sugeridos que manejaremos en Playas Blancas con un código QR, de tal manera que los turistas sepan los precios que deben cancelar”, puntualizó la comerciante.

Para líderes comunitarios como Raúl Altamar, después de la pandemia las estafas a turistas ha sido lo más grave que les ha pasado a las personas que dependen del turismo en esta zona. Así mismo, destacó que se están adelantando actividades de sensibilización para que no se vuelva a registrar ningún cobro exagerado.

Foto

“Al verse afectados los ingresos en Playa Blanca, también se ve afectada la comunidad en general de Barú, debido a que esa zona es la mayor fuente de ingreso de las personas que habitan en ese lugar. Por eso mismo, estamos adelantando campañas con el subintendente Pardo de la Policía de Turismo en el punto donde hubo el cobro excesivo de precios y se está concientizando a los jóvenes, porque por sus actos hoy se están viendo perjudicadas personas que son honradas”, señaló el líder de Barú.

Las personas que cobraron precios exagerados a turistas por comidas, bebidas y masajes en la Isla de Barú, “no se imaginan las consecuencias que estos hechos lamentables han representado para las familias nativas que ofrecen sus servicios alrededor de la playa”, así que lo lamenta Chery Mendoza, quien labora junto a su madre en un restaurante ubicado en Playa Blanca.

“Los malos son pocos, los buenos somos más. Después de los cobros excesivos hemos visto que los turistas se han ido a otras playas, las ventas se han bajado en todos los negocios, en algunos un 20%. Hay vendedores que salen a las cinco de la mañana y a las 11 del día llegan a sus hogares sin nada para sus familias”, señaló.

Foto

Como una forma de defender su sustento, recuperar la belleza y buena imagen de Playa Blanca – Isla de Barú, el comité "Salvemos a Playas Blancas, los buenos somos más, haremos historia”, artesanos, masajistas, dueños de restaurantes, Chicos Boys, comité ambiental, ASOPLAYAB, se adentraron en la playa y desarrollaron lo que calificaron como una exitosa jornada de limpieza por tierra y agua.

Algunos comerciantes de la zona insular de Cartagena también se están uniformando, con el objetivo de que los turistas los identifiquen y así, el sustento de más de 2 mil personas que dependen de los servicios que ofrecen en Isla de Barú, no se siga viendo en peligro.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos